El Ayuntamiento de Juchitán protesta ante el plagio de los textiles mexicanos, hecho por Carolina Herrera


A quien corresponda:
Una vez más, una empresa extranjera acude al plagio de patrones mexicanos para “diseñar” sus productos. En el pasado reciente, el pueblo mixe vio cómo fueron copiados literalmente los elementos gráficos que se utilizan en su vestimenta tradicional, para ser aplicados en vestidos de la diseñadora Isabel Marant, sin que mediara permiso alguno.
Hoy nos encontramos con nuevos casos de plagio, pero ahora con respecto al patrimonio de diversos pueblos, incluyendo al pueblo zapoteca del Istmo oaxaqueño. En esta ocasión se trata de la empresa de la diseñadora Carolina Herrera, que toma la iconografía bordada o tejida en los textiles mexicanos, en un presunto homenaje a lo nuestro.
En ese sentido, a nombre del Ayuntamiento Constitucional de la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, expreso mi más enérgica protesta ante el uso ilegal de nuestro patrimonio cultural.
Efectivamente, como se dijo en el Foro-Encuentro Internacional “La Protección del Patrimonio Cultural como Derecho Colectivo”, celebrado en mayo pasado, las creaciones de nuestras artesanas, de nuestros artesanos, “son recintos de identidad, donde se plasma la cosmovisión e historia de las comunidades”; en ese sentido, nuestros pueblos y comunidades tienen que ser los titulares del derecho para el uso y aprovechamiento de sus elementos culturales.
El Ayuntamiento de Juchitán se une a la protesta asentada en la carta que la Secretaria de Cultura del Gobierno Mexicano, Alejandra Frausto, dirigió a la señora Carolina Herrera. Coincidimos en que “se trata de un principio de consideración ética…” que obliga a hacer un llamado de atención.
Al mismo tiempo, urgimos a las Cámaras de Diputados locales y federales, así como a la de Senadores, para que trabajen ya, y concreten, una Ley que proteja el patrimonio que las y los mexicanos hemos construido a lo largo de siglos y con la participación de muchas generaciones.
Basta ya de ver a nuestro patrimonio cultural material e inmaterial como simples mercancías que esperan ser comercializadas, antes que tratarlas como producto inmanente de los pueblos originarios de México.
A t e n t a m e n t e
Lic. Emilio Montero Pérez
Presidente Municipal Constitucional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *